La importancia del respeto en el deporte infantil

El respeto es un valor fundamental para vivir en sociedad. Pues, respetar las reglas, respetar a los demás y no lastimar por querer ganar, harán de cualquier práctica deportiva una sana convivencia.

En un partido, algunos llevan la rivalidad fuera del juego y se declaran enemigos públicamente. Con el paso del tiempo estas peleas continúan y el espacio de juego deja lamentablemente de ser un lugar de diversión.

Si dejamos que en los partidos de nuestros hijos existan enfrentamientos o insultos, lograremos que lleven esa rivalidad fuera de la cancha y que el juego deje de ser un lugar de diversión y aprendizaje.

Entonces ¿cómo podemos hablar de una sana competencia, de divertirse con el deporte, si las rivalidades se trasladan fuera de la cancha?

Empecemos entonces por enseñarles lo que es el respeto dentro y fuera de la cancha. Esto no solo hará de la práctica deportiva una sana competencia, sino también hará que puedan disfrutar cada vez que tienen un partido.

¿Qué debemos hacer para que nuestros hijos entiendan esto?

  • Explicarles que un partido de fútbol, o competir en algo, no es sinónimo de rivalidad extrema. Al contrario, deben pasarla bien.
  • Todo deporte tiene reglas establecidas, y uno debe asumir que cuando algo salió mal, no es responsabilidad necesariamente del otro. Ellos también deben admitir los errores que cometen en la cancha.
  • Evitar hacer comentarios negativos sobre el equipo contrario.
  • Fomentar la empatía en los nuestros hijos. Así evitarán lastimar a algún contrincante.