La autodisciplina también se enseña con el deporte

La autodisciplina es la capacidad que ayuda a tu hijo a fijarse una meta y tener la motivación para cumplirla. Ser disciplinado lo ayudará a ser más responsable con sus deberes y a encontrar la forma de lograr los objetivos que se proponga.

La clave es enseñar con el ejemplo y la experiencia. 

¿Cómo saber si a mi hijo le falta disciplina?

  • Cuando interrumpe las conversaciones entre adultos en varias ocasiones porque no puede esperar su turno para hablar.
  • Cuando llega tarde a sus entrenamientos porque quiso jugar un rato más con el celular o sus videojuegos. 
  • Cuando come golosinas en el momento en que no le están poniendo atención.
  • Cuando pasa su tiempo en la escuela distraído, en lugar de hacer su trabajo.

Y, ¿cómo saber si tiene disciplina?

  • Cuando se viste justo después del desayuno sin necesidad de un recordatorio.
  • Cuando se sienta a hacer su tarea después del almuerzo.
  • Cuando le pide ayuda a un adulto en lugar de reaccionar agresivamente porque un compañero le quitó su juguete.

¿Puede aprender a ser disciplinado?

¡Claro que sí! Aquí te enseñamos 4 tips para que tu hijo aprenda autodisciplina a través del deporte:

  • Cuando tu hijo practique algún deporte haz que se enfoque en aquello que lo motiva.
  • Ayúdale a crear una rutina en el deporte que haya elegido.
  • Haz que las actividades que realiza en el deporte sean sencillas y divertidas.
  • Motiva en todo momento a tu hijo, lo puedes hacer con frases alentadoras o premios significativos ligados al deporte que practica.

Mediante el deporte, la recreación y el juego, los niños de ambos sexos aprenden a emplear su criterio para solucionar problemas. El deporte no solo promueve el sentido de la amistad, la solidaridad y el juego limpio, también el respeto por los demás, fortalece la autoconfianza, propicia el liderazgo, las habilidades para afrontar problemas y la capacidad de trabajo en equipo. La práctica deportiva los prepara para convertirse en individuos responsables y útiles para su comunidad.

“El secreto del éxito es persistencia por la meta.” - Benjamin Disraeli