LA IMPORTANCIA DEL DESAYUNO

 

Sabemos que el día está dividido por cinco comidas; el desayuno es la más importante, tanto para un adulto como para los niños. 

Un buen desayuno puede influir positivamente en el rendimiento físico e intelectual, incluso en el estado de ánimo de tus hijos. Veamos algunos tips para incentivar a los niños a no salir de casa sin desayunar.

 

A veces por temas de tiempo nos toca salir rápido de casa,  y dejamos que los chicos tomen desayuno en la movilidad camino al colegio. Como padres, debemos convertir el desayuno en un hábito saludable.

No es tan sencillo como parece, sólo es cuestión de saber organizarse. Sabemos que las jornadas escolares empiezan desde temprano, pero tenemos que entender que el desayuno aporta un 25% de calorías diarias que el cuerpo necesita para rendir por la mañana sin tener cansancio. Además, el tema de las horas de sueño está muy ligado, ya que si el niño no duerme bien las horas adecuadas, es muy probable que amanezca cansado sin ganas de levantarse o hacer alguna actividad.

 

TIPS

●     La lonchera por más nutritiva que sea, jamás puede reemplazar al desayuno.

●     Crea una rutina, dedícale de 10 a 15 minutos para reunirse en familia y desayunar. ¡Nada más rico y nutritivo que eso!

●     El desayuno no siempre tiene que ser muy temprano, pero sí tenemos que calcular el tiempo para que tu hijo coma con calma.

 

¿QUÉ ALIMENTOS DEBO INCLUIR EN EL DESAYUNO?

 

●     Lácteos y derivados.- Para el desayuno destaca sobretodo la leche, el yogurt y los quesos. Son ricos en vitaminas, proteínas y minerales.

●     Frutas.- Agrega dos piezas de frutas, ya que son alimentos sanos, ricos en fibra y minerales. Puede ser una manzana, un plátano (ambos aportan mucha energía) o mandarina y peras.

●     Cereales.- La avena es ideal porque es un grano que aporta fibra y vitaminas que ayudan a regular el tránsito intestinal.

 

¡Sigue estos consejos y dale lo mejor todas las mañanas a tus hijos!